III Encuentro Esteros 2022, una memoria poética.

Presentamos una muestra de poemas de los invitados al «III Encuentro Esteros», organizado por la Fundación Esteros, que tuvo lugar en la Feria del Libro de Montevideo, en noviembre de 2022, y fue la primera vez que esta relevante feria acoge un encuentro de poetas.

Por Juan Suárez





Verónica Aranda (España)

Caballos de otro siglo

Junto al humo del té,
respiración
acompasada en tinta,
elipsis encarnadas
en signos
incompletos.
Cartas
bajo una luz de carrusel.

En la tarde lluviosa
pasan caballos de otro siglo.
No mastican manzanas,
mas sus crines me nombran.

Verónica Aranda (España, 1982). Es Doctora en Estudios artísticos, literarios y de la cultura por la Universidad Autónoma de Madrid, especialista en copla y fado, poeta y traductora. Ha recibido los premios de poesía Antonio Carvajal de poesía joven, Margarita Hierro, Miguel Hernández, Ciudad de Salamanca, Luis Feria, Leonor, Ciudad de Pamplona y el accésit del Adonáis, entre otros.



Gonzalo Escarpa (España)

El desapego aparente de la racionalidad

Afirmo mi monstruosidad.
Deseo ser
lo suficientemente
mínimo.

Obligo al lector a negociar
el despliegue
bajo una especie de realismo,
a permitir el ingreso del otro,
a no ser
significativamente
distinto.

Niego y extiendo
la persona.

Hay un circuito de reparación,
una postura clásica.

Queda en pie la pregunta
por el sentido.

No puedo soportar
perder el mundo.

Gonzalo Escarpa (España, 1977). Licenciado en Filología Hispánica, gestor cultural, profesor, escritor y performer. Actualmente dirige La Piscifactoría Laboratorio de Creación y es coordinador del área de poesía de Ámbito Cultural y director del Máster de Creación Poética de Madrid. Obtuvo el Premio Nacional Cultura Viva que otorga el CSIC en 2019. Fue becado por la Fundación Antonio Gala, trabajó como Coordinador de la Fundación Centro de Poesía José Hierro y ha sido Coordinador de Promoción Cultural del Instituto Municipal de Arte y Cultura del Ayuntamiento de Puebla, México. Ha publicado más de 10 libros de poesía.




Víktor Gómez Valentinos (España)

(veracidad)

A Clarice Lispector y Susan Sontag

se aleja la verdad conforme el dolor
se revela maestro y la locura ciencia
—se alejan raudos el coraje la intrepidez
el placer más ofensivo —la efervescencia
—escribir tiene y mucho de intemperie
la intimidad al otro lado de la muralla
en el descampado esa desnudez
del animal pudoroso —lo maldito biendice
¿alguna vez robaste un bello diamante
para lucirlo en la fiesta interior? sólo
dime como si fuera imposible juzgar
¿qué sabes de lo incomunicable?
maldición que sana salud del enfermo
—nos permite estar en ninguna celda

Viktor Gómez Valentinos (España, Madrid, 1967). Poeta, editor y activista cultural. Desde el 2016 forma parte del núcleo directivo del Club Nuevo Mundo. En 2019 arrancó en Eolas Ed. la Col. de poesía Lengua de agua. A partir del 2017 dirige la colección de ensayos «Nuevos mapas del s.XXI». Pertenece al Consejo Editorial de Castálida Revista de Literatura y Expresión Visual (Dir. Gral. Cultura de México), y comienza a dirigir la Col. de poesía Libros de la hospitalidaden la editorial Olé Libros en 2021.




Misael Ruíz (Bruselas, 1960)

Opulencia

La opulencia en todas sus formas:
la humilde, del jardín,
un pedazo de queso, unos pocos
amigos y un árbol que dé sombra;

la de los dones del cuerpo
y el mundo, la carne rebosante,
las flores que se abren, los manjares,
que son festín de la muerte;

la de la mente chispeando entre
dos ideas, una sílaba
que remite como un rayo subterráneo
a todas la palabras de un hombre;

la del silencio y el vacío, la del
aire que apenas se mueve,
la del olvido, la de la vida
sin huella, la de lo nunca dicho.

De Todo es real (Valencia, Pretextos, 2017) (XXX Premio Antonio Oliver Belmás)

Misael Ruíz (Bruselas, 1960) Reside actualmente en Barcelona. Ha traducido la obra de R.S. Tomás, Clive Wilmer, Catherine Pozzi, George Herbert (junto con Santiago Sanz, premio de traducción Ángel Crespo, 2015) y George Santayana. Es autor de los libros de poesía «El hueco de las cosas» (Trea, 2010), «Todo es real» (Pretextos, 2017, premio Oliver Belmás, 2016), «Renga» (2022, junto con Juan Pablo Roa y Alberto Silva) y «Una idea de mundo» (Animal Sospechoso Editor, 2022). Dirige desde 2015 la revista digital de poesía Mecanismos.




Gustavo Osorio De Ita (México)

V

Sólo quería decirte que pienso
que hay que seguir buscando
por cualquier camino que no sea el sur
el pedazo del canino izquierdo
que le hace falta a tu cuerpo por si allá la vida
—más allá del ardor—
es dura como acá y por si tienes
que usar los dientes y decirte
cuánto quiero aún decirte
que aún te pienso porque me haces
falta.

Gustavo Osorio De Ita (Ciudad de Puebla, México, 1986). Ha publicado poemas en medios nacionales e internacionales y el poemario Bonapartes (Conaculta, 2012). Algunos de sus poemas han sido traducidos al rumano, chino, francés, árabe y griego.




Andrea Rivas (México)

2.

relámpagos y enredaderas de la más profunda memoria
vértigo y barro creadores de existencia
sí, pero dónde habremos de descansar las cicatrices?
conocer el origen, crear un refugio temporal
no es suficiente
no basta explicarnos cómo surgió la herida
aprender remedios para aligerar su carga;
hace falta un sitio que retumbe con nuestro nombre
que sepa cuándo, en qué sitio vibrar
cuando se llega derrotado, cuando no se tiene y aún
se vive,
hace falta algo grande como el mundo
puertas que se nos abran cuando toquemos
y solo estemos listos
para crear incendios.

Andrea Rivas (México, 1991). Escritora y traductora. Entre sus reconocimientos se encuentran: haber sido la ganadora del primer lugar del premio Punto de Partida otorgado por la Universidad Nacional Autónoma de México, el primer lugar en el Boao International Poetry Award, así como haber sido nombrada Silver Poet por la Asociación de Escritores de Beijing.




Felipe García Quintero (Colombia)

Astro del triste

La felicidad de un hombre triste no consiste en reír.
Poca la risa lo alegra. Y puede estarlo, sentirse alegre cuando ríe.

Aunque pertenezca,
la risa siempre es ajena al cuerpo que asalta.

Mientras dura su música,
todo el aire del tiempo,
como el temblor del eco en el aire,
es un latir eterno.

La felicidad de un hombre triste está en su silencio.
Esa flor suya que todo marchita.

(De Siega. UIS, Bucaramanga, 2011)

Felipe García Quintero (Colombia, 1973). Profesor titular del departamento de Comunicación Social de la Universidad del Cauca. Ha realizado estudios de literatura, crítica cultural, filología hispánica y antropología. Como escritor y becario residió temporadas en Quito, Madrid y Ciudad de México.




Xavier Oquendo Troncoso (Ecuador)

Las flores

Fue un momento en la ciudad de México, como si fuese en todas partes, donde Tomás Segovia leyó un poema sobre las jacarandas. Estuvieron esos árboles merodeando la muerte del poeta que los vio en su océano de palabras cortadas por el hacha de su exilio.

Me gusta la palabra jacaranda, más para ser sonido que concepto. Tiene eco de postre y de timbre de salida y de reloj dañado y de luz verde en cualquier situación y de portón que se abre luego de unas 732 esperas. Suenan las jacarandas a los rostros de mi abuela haciendo bucles a sus cabellos lilas o al de mi abuelo fumando cigarrillos sin filtro y a la roca donde descansé, alguna vez, en medio del acantilado de la infancia y de mis traumas de espuma. Se parecen, las jacarandas, a las ruinas de algún castillo medieval que nunca pude habitar por minoría de muebles y lejanías.

En mí han crecido jacarandas y han estado como si el sol fuera una ortiga necesaria en mi piel escasa por mayoría de huesos. Y también las vi en enredaderas, poblándome un poco los caminos sinuosos de las otras patrias que se iban haciendo mías, mientras las verificaba en los zapatos de viajero.

Las vi leerse[1] en la boca antigua de Segovia, en un palacio de mármol, en una ciudad infinita. Todos queríamos tener algo de abeja para extraerle la miel a los conductos de polen de las jacarandas, en esos versos, en esas vidas viejas, en esas casi muertes de esas ciudades nuestras, donde no crecen flores porque no hay más razones para usar floreros ni para que entre el frío de la memoria de la naturaleza.

(De Tiempo abierto, 2022)

[1] Las dulces jacarandas se quedan en lo suyo/ todos son verdes y ellas no/ nadie les quitará de la cabeza/ que hay mil maneras de ser árbol/ mil maneras de ser lo mismo/ de otra manera/ que se puede ser verde siendo azul/ tener flores por hojas/ tener por copa un fresco resplandor/ ser dichosas aparte y a su modo/ bien seguras están de que hacen bien/ que nos da gusto que así sean/ que no por eso las queremos menos/ que siempre nos ha sido necesario/ que haya otra cosa. (Tomás Segovia).

Xavier Oquendo Troncoso (Ecuador, 1972). Periodista y Magíster en Escritura Creativa. Profesor de Letras y Literatura. Ha publicado doce libros de poesía y una veintena de libros recopilatorios de su obra poética publicados en América Latina y Europa. Ha incursionado en la narrativa corta y la literatura infantil y juvenil. Organizador del Encuentro internacional de poetas «Poesía en Paralelo Cero», director y editor de la firma editorial El Ángel Editor, en donde ha publicado alrededor de 500 libros de poesía de autores ecuatorianos y del mundo, haciendo una amplia difusión de la poesía contemporánea en la región.




Valeria Sandi (Bolivia)

Disección de un poema

Oler su carne
tocar su rojo misterio
esparcido río
en la hoja
moviendo horizontes.

Quiero recorrer
su circulación sanguínea
desde el origen
sentir el fuego
de cada letra.

Quiero saber
con qué pulsión
trasportó Sáenz
la noche paceña
de vena en vena.

Abrir
sus versos
escuchar los pasos
del aparapita
cargar en su sombra
siempre cargando
vida y muerte.

Valeria Sandi (Bolivia, 1991). Escritora, y abogada. Imparte talleres en Centros Culturales y Unidades Educativas. Dirige el colectivo literario Trueque Poético y el Festival Internacional de Poesía Joven Jauría de Palabras. Ha recibido las distinciones de poeta joven con potencial para compartir otorgado por el Centro Cultural San Isidro 2018 y por su aporte y dedicación constante a la cultura del país por el Ministerio de Culturas y Turismo de Bolivia 2019.




Carlos Aldazábal (Argentina)

Carancho (Ahutsaj)

¿Era yo ese cadáver que te alimentaba
en el camino polvoriento?
Recuerdo el juego de esconder el corazón,
el juego de correr hasta perdernos en el monte.
¿Éramos nosotros bajo las garras del carancho?
Quise asustar la soledad apostando mi nombre,
y mi nombre secreto apareció en tu boca
y tu nombre me fue dicho en esa niebla
hasta que te revelaste, cazadora furtiva en este juego.
Ahora, desde un árbol somos observados
y nuestros cuerpos yacen bajo la sombra del incienso,
ofrendas en el monte para el pico y las garras,
para los ojos que miran y que ven
el perfecto equilibrio de la vida y la muerte.

Carlos Aldazábal. (Argentina, 1974). Obtuvo, entre otros, el Primer Premio del II Concurso «Identidad, de las huellas a la palabra» organizado por Abuelas de Plaza de Mayo, y el XLIII Premio Ciudad de Irún de poesía en castellano (España). Ha sido traducido a varios idiomas e incluido en diversas antologías de la Argentina y de otros países.




Thomaz Albornoz (Brasil)

IV

Un poema sobre el destino
que despierte el futuro en la memoria
Meditado sin palabras largo tiempo
Un poema no escrito
La poesía basta, emana en sí misma
La poesía es una luz sin pensamiento
Un poema en silencio
para migrar juntos por cielos opuestos
Que te siga con presentimientos
e ilumine el valle a destellos
antes que el valle surja en el horizonte

Thomaz Albornoz (Brasil, Livramento, 1963). Es uno de los poetas y traductores más importantes de Brasil. Ha sido realizador cinematográfico y es editor de la revista «Poesía Sempre». Es abogado, cineasta, traductor, ensayista y poeta. Se transformó, a lo largo de casi cuarenta años, en uno de los más activos traductores de poesía contemporánea al portugués. Ha publicado varios libros entre los que se cuentan Renée (1987), Poemas (1990), y Golfe (2012).




Teresa Shaw (Uruguay – España)

Por la ventana abierta llega el canto del mirlo.
el grito de las cotorras. junto a las voces de la
calle y el ruido de los motores. la naturaleza
permanece aun cuando la desdeñemos. siempre
la misma en todas partes
. ¿ves este pino solitario?
no lo cobija el monte pero en sus ramas acoge a
la abubilla. allí agita sus alas. allí emite su estridente
chillido. y encuentra la araña o el gusano. así
se teje la vida mudando de unas formas a otras. resuena
y cae y se ofrece. como un amante que nada
pide. como un dios que nos ignora.

Teresa Shaw (Uruguay – España) Nació en Montevideo en 1951. Desde 1976 vive en Barcelona donde reanudó sus estudios y se licenció en Filología Hispánica. Tiene publicados los poemarios «Evocación de la Luz» (Barcelona 1999) «Destiempo» (Barcelona 2003) «El lugar que contemplas» (Barcelona 2009), «Cabañas en el desierto» y «Todo es deriva», publicados por Animal Sospechoso. Su obra ha sido recogida en algunas antologías. Fue también coeditora de la revista 080 poesía, Barcelona.




Edel Morales (Cuba)

Dentro de mil o cincuenta años


Es por la felicidad que escribo estas cosas.
Los discos, el ocaso, las monedas, la espera
interminable bajo la sombra apacible de los árboles.
La silueta, ligeramente inclinada y sola,
de una muchacha hermosa que todas las tardes a las seis,
tiende su ropa del día en los balcones blancos.
El silencio de las balsas que salen al mar
y los pasajeros sin voz, cada vez más lejos de la costa
que habitaron, agitando sus manos en el agua.
Es por la felicidad de unas noches aún lejanas.
Como esos pescadores que en el interior de sus botes
recogen el nailon y lo lanzan y ven pasar la luna
sin agotarse nunca —con la misma estudiada paciencia—
miro pasar la historia bajo la sombra apacible
de los árboles, y escribo estas levedades.
La profundidad del azul en el ojo del pez
me ofrece los mejores motivos.
No la fuerza con que el viento arrastra
cuando penetra en las ciudades del Golfo.
No el movimiento de las batallas que enrojecen el cielo,
haciendo más visible el sentido trascendente de las palabras.
Escribo estas levedades para noches aún lejanas.
Para la felicidad de sorprenderme un instante
—dentro de mil o cincuenta años—
mirando una silueta inclinada en los balcones blancos,
mientras el ocaso, las monedas, los discos
giran su espera interminable en el aire del mar.
Distinto en dolor a las balsas que parten
y a esos pasajeros que en silencio agitan sus manos,
intentando vanamente retener una costa
que ya para siempre se aleja.

Edel Morales (Cuba, 1961). Escritor, editor y gestor cultural. Ha publicado, entre otros, los poemarios «El juego de la memoria», «La claridad de los trópicos», y la novela «Que te vuelva a encontrar». Sus artículos, entrevistas y textos de ficción aparecen en antologías, publicaciones periódicas y sitios digitales de la isla y de otros países. Ha realizado conferencias y lecturas en espacios culturales y académicos de América y Europa. Fundador de la revista de literatura y libros La Letra del Escriba y del Centro Cultural Dulce María Loynaz de La Habana. Le fue conferida la Distinción Por la Cultura Cubana.




Anne-Marie Almada (Suecia)

El perfume a semillas
que siempre había querido
el tostado café
y el café tostado
Las páginas antiguas
donde anoté lo justo
para revisarlo hoy
para revisitarme
El calor necesario
los sonidos que no
la gratitud cotidiana
y la sonrisa en los ojos
Hallar recuerdos amables
y acariciarlos con tiempo
Tener algunas certezas
más allá de los inviernos
Que sigo amando con fuerza
y que no soy mis zapatos
y a veces
los pájaros.

Anne-Marie Almada (Suecia, Norrköping, 1981). Cantante y poeta. Ha escrito, compuesto música, cantado y actuado en cine, en teatro, en la banda Coso y en la murga La Mojigata, entre otros muchos proyectos artísticos. Es profesora de música, egresada del IPA y trabaja en una biblioteca. En 2022 publicó su primer libro: «Una»




Blanca Emmi (Uruguay)

7.-

Le volaré la cabeza a la noche,
brotará la luz sin ataduras.
Dejaré solo su cuerpo
                                    tu cuerpo
                                    de pie
                                    temblando.

Blanca Emmi (Uruguay). Poeta, narradora y dramaturga. Ha publicado: «Cuerpo a tierra». 1989. Editorial Signos; «Algo de arado, mucho de manzana», 1994, Edit. Graffiti; «Tachos de Cobre», Editorial Abril, Cuba, 1999; «Equilibrios del bosque», Editorial Civiles Iletrados, Montevideo, 2006, 2do premio poesía inédita Ministerio de Ed. y Cultura; y «Cuenco», Ático ediciones, Montevideo, 2019.




Graciela Estévez (Uruguay)

El camino del agua

fragmentos de cielo
nubes rotas
flotan
en las baldosas
detrás de la llovizna

la tarde pesa demasiado
cae
más allá de los cipreses
y sus sombras

llueve
el cielo se derrumba

camino
hacia la noche lenta
descalza
antes de llegar a vos

Graciela Estévez (Uruguay, 1965). Poeta. Narradora. Licenciada en la Universidad de la República (UDELAR). Integró numerosas antologías. Publicó el poemario «Cavar -refundaciones de la duda-», Deletreo Ed, 2022. Obtuvo los premios: Primer Premio Nacional (2013) «Concurso Cuentos del Taller», Segundo Premio «Concurso Armonía Somers» (2017); 2°Premio «Concurso Nacional de Poesía Ignacio Suárez»; 2°premio «Concurso Internacional de Poesía ‘Erato’» (2017); 2°Premio Poesía «Palabras para Idea Vilariño y Mario Benedetti» (2020).




Gustavo Wojciechowski (Uruguay)

tengo incrustada mismo una piedra en el pecho deshecho
si me la arranco a punta de pena propia muy propia:
¿qué buraco cráter oh, me taladraría? sería mismo una boca
o cráter buraco puro agujero fiero muy fiero culo por donde pasarían
perros peleándose los pelajes colmillos el miedo mismito el miedo
–si lograra arrancármela– : todos los vientos endemoniados pasarían
por el agujero de la piedra un pescado muerto y jediento
pasaría el fuego el último pájaro enero entero o el vértigo
de caerme para adentro del ahí / yo que soy simplemente
el borde de mi agujero

Gustavo Wojciechowski (Uruguay, 1956). Diseñador gráfico, ilustrador, artista visual. Poeta y editor. Ha publicado una veintena de libros de poesía, una novela, poesía visual y tipográfica, así como algunos CDs con sus textos en colaboración con músicos y artistas multimediales. Funda e integra el grupo de trabajo y sello editorial Ediciones de UNO (el cual integra desde 1982 hasta 1987). Funda y participa del panfleto de agitación cultural «La Oreja Cortada» (1987-90). En 2004 funda su propio sello editorial: YAUGURÚ.




Jaime Clara (Uruguay)

Versos a mi padre

De una palabra a la otra
lo que digo se desvanece.
Yo sé que estoy vivo
entre dos paréntesis.

Octavio Paz

el escenario está iluminado
para que suban a él
los que quieran
no hay telón
no puede haberlo
nada puede separar
a quienes van a dar
de los que van a recibir
es como un salón de clase
es una pregunta
es una duda
¿quién da
y quién recibe?
paseo por San José de Mayo
donde desfilan
momentos de acordeones
jazz y tango
entre libros y fierros
con el futuro en el recuerdo
escenarios de radio
donde la púa del tiempo
gira
entre distancias cortadas
masticando lágrimas
y escondiendo las luces
apagadas en un tiempo
que te está esperando

Jaime Clara (Uruguay, 1965). Es periodista, licenciado en Comunicación Social. Conduce el programa cultural «Sábado Sarandí» en radio Sarandí 690 AM y «Buen día» en Canal 4. Co-dirige «Delicatessen.uy», un sitio web sobre gastronomía, viajes y cultura. Estuvo al frente de «Por amor al arte» (Nuevo Siglo TV) y participó en otros programas televisivos como «Desayunos Informales» (Canal 12), «Esta boca es mía» (Canal 12) y en realizaciones de El Observador TV. Fue columnista en varios periódicos. Fue docente de Periodismo y Comunicación organizacional. Ha publicado libros de ensayo político, poesía, narrativa. Es el autor del libro de caricaturas «No está todo dicho» (Planeta, 2020)




Jorge Palma (Uruguay)

Robos

Hay quien roba pedacitos de cielo
porque ya no tiene con qué darle
de comer al corazón.
O le roba la falda y los pechos
al frutero, al farmacéutico,
al dueño del circo, y se queda
entonces con la mujer del trapecio.
Hay quien roba pedacitos de cielo.

Hay quien roba sonrisas, tiempo
en los relojes
sueños de mampostería
ropa de los alambres
o agua pura de los manantiales.

Hay quien roba miradas, órganos,
vacas y terneros, y se contenta
del magnífico vilipendio.

Hay quien roba trompos
de los escaparates,
y pelucas
o máquinas de hacer risa
o bombas de alquitran
o bolsas de harina
de las puertas de las panaderías.

Hay quien roba aire besos suspiros,
labios para otros
cuerpos para los que llegan
de madrugada.

Hay quien roba relojes lámparas,
aviones y faroles de las plazas
y paginas de la historia
y paraguas
y años de los almanaques
y el legítimo derecho de elegir
y ser otro,
de tener una casa un árbol
un libro que no sea de arena
ni hambre en los bolsillos
ni los párpados llenos de droga
ni alcohol en las venas
y en la mirada
ni furia contenida por generaciones
ni hogares de lata
fabricados por la avaricia
y el desinterés.

Hay quién roba pedacitos de cielo
porque ya no tiene con que darle
de comer al corazón.
Porque no tiene con qué darle
de comer a tanta rabia.

Jorge Palma (Uruguay, 1961). Poeta, narrador, periodista y divulgador. Ha publicado seis libros de poesía, entre ellos: «La voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas», 2018. En Narrativa ha publicado: «Paraísos artificiales», 1990 (cuentos). Su poesía ha sido publicada en varias revistas latinoamericanas y de otros países del mundo y ha sido traducida al inglés, francés, italiano, árabe, rumano, macedonio, húngaro, griego y alemán. Ha participado en diversos festivales internacionales de poesía. Premio Pilar Fernádez Labrador. Accésit, 2022. Salamanca, España.




Leonardo de León (Uruguay)

Autorretrato(-).

No tuve sarampión, no voy a misa
no creo en la verdad ni en el destino
no sueño casa propia, no patino
no plancho mi camisa ni mi risa
no fumo, nunca tiento la cornisa
no gano, no me animo, no domino
no me como las uñas, no imagino
la pira, la vasija, la ceniza.
Tampoco soy un yo, nunca lo he sido
mi sombra se revuelve en el espejo
negado y renegado me asemejo
al polvo del altillo: bailo herido.
No pretendo la paz ni la abandono
no culpo y sin embargo no perdono.

Leonardo de León (Uruguay, 1983). Profesor de literatura. En narrativa publicó el libro de cuentos «No vi la luna» (2010) y las novelas «La vida intrusa» (2018-2021) y «Me acuerdo» (2021). En poesía es autor de «Otra piedra de sol» (2015), «El hacha del bufón» (2017), «El bardo bifronte» (2019) «Haiku Mate» (en co-autoría con Miguel Avero, 2020), «El santo horror» (2022), entre otros. Forma parte de varias antologías. Participó del libro colectivo para niños «El libro uruguayo de los colores». Obtuvo el Gran Premio Narradores de la Banda Oriental, el Premio Neruda, el Premio de la Casa de los Escritores, el Premio Ariel de la Academia Nacional de Letras, el Premio Ediciones del Demiurgo y el Premio Nacional de Literatura.




Luis Marcelo Pérez (Uruguay)

Llueve y la noche se inunda de miseria
techos naufragando sin casas
en la profundidad de la nada
interminable.
El desconsuelo seca mi boca
y Dios sigue de largo.

Luis Marcelo Pérez (Uruguay, 1971) es poeta, narrador, ensayista, periodista, editor, gestor cultural y activista social, fundador y director del Festival Internacional de Poesía del Uruguay y directivo y tesorero de la asociación PEN Internacional en su país. Desde 1998 conduce y produce el programa radial «El Mural», emitido por Radio Cultura (Radiodifusión Nacional del Uruguay – RNU). Su obra se ha traducido al portugués, italiano, alemán, inglés, gallego, hebreo, filipino, chino y japonés. Ha publicado más de 10 libros de poesía. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura lo nombró en 2014 «Periodista Emeritus de las Américas».




María Laura Blanco (Uruguay)

Todo parece volver a la normalidad
hoy amasé pan
hice una tarta de manzana
hasta tomé un poco de vino
digo parece y es cierto
nada será como antes
algo se rompió para siempre
no fueron los vasos sanguíneos
ni siquiera el músculo
darse cuenta de lo imprevisto
de las tragedias
marca un antes, un después
el miedo se agazapa
casi invisible pero está
forma una gran montaña
con todos los otros acumulados
durante tanto tiempo
todo aparenta estar bien
la tarta se desmoldó perfecta
los panes crecieron, están tiernos
pero hay algo en mí que perturba.

María Laura Blanco (Uruguay, 1956). Es Licenciada en Trabajo Social. Publicó «La Piedra Mordida», «La perre mordue», «Toulouse» y participó de varias Antologías. También ha publicado en libros colectivos, revistas, semanários y fanzines.




Mariella Nigro (Uruguay)

Poesía

Atravesar con la flecha de palabras
el corazón del mundo hasta que sangre su sentido
como un alumbramiento.
Amar la palabra que sostiene
el delicado equilibrio de la lengua.

No sé si primero pienso o primero sueño como Sor Juana,
sé que es un viento que remueve la menudencia de la voz
que arranca un hueso y lo coloca en otro sitio
hasta desmenuzarlo y volverlo ala.

Yo busco esa voz entre alas y huesos,
de a tramos, a veces medio a ciegas,
hasta que algo allá arriba lo refrenda y me calma.

Mariella Nigro (Uruguay, 1957). Doctora en Derecho y ciencias sociales, poeta y ensayista. Tiene publicados nueve libros de poesía y dos de ensayos literarios. Integra varias antologías de poesía y de ensayo. Ha colaborado en publicaciones literarias y académicas nacionales y del exterior. Obtuvo varios premios literarios nacionales y municipales, entre ellos, en los Premios Nacionales de Literatura del Ministerio de Educación y Cultura. Recibió el Premio Bartolomé Hidalgo de Poesía 2011 por «Después del nombre» otorgado por la Cámara Uruguaya del Libro, y el Premio Morosoli 2013, Categoría Poesía, otorgado por la Fundación Lolita Rubial.




Martín Barea Mattos (Uruguay)

Circo

Hay brindis, risas y bromas.

Ecos de una yerra,

de una fiesta que se extingue

de paisanos.

Que marcaban y capaban,

que hacían caer las guampas.

Hay un eco que enlaza

la memoria, girando

como un toro

mecánico.

Martín Barea Mattos (Uruguay, 1978), poeta, músico y artista visual. Trabaja como gestor cultural. Es el fundador del Mundial Poético de Montevideo, festival internacional de poesía que lleva ocho ediciones: Publicó los libros de poemas: «Conexo» (MNAV, 2013); «Por hora por día por mes» (Estuario, 2008); «Los ojos escritos» (Premio 43 Feria de libros y grabados, 2003); «Dos mil novecientos noventa y cinco» (Artefato, 2002); «Fuga de ida y vuelta» (La gotera, Uy, 2000), entre otros. Vive en Montevideo.




Rafael Courtoisie (Uruguay)

A la orilla del río

Cada día que pasa vuelvo a mí
vengo de mí, de los seres
que pueblan el mundo: los árboles,
las piedras, el agua de los ríos,
las nubes predicen el futuro
y cuentan lo que fui, mi abuelo
y mi abuela regresan en la niebla
mi madre muerta acaricia
mis dedos en el barro del jardín
entre los crisantemos, mi padre
cabalga la brisa, esa yegua
transparente, el universo
nace cada día en mí.

Rafael Courtoisie (Uruguay, 1958). Poeta, narrador y ensayista. Profesor en el Centro de Formación de Profesores del Uruguay, en la Universidad Católica del Uruguay y en la Escuela de Cine del Uruguay. Ha sido Profesor Invitado y ha dictado seminarios y conferencias en varias universidades extranjeras. Ha recibido, entre otros, el Premio Fundación Loewe de Poesía (España), el Premio Plural (México), el Premio de Poesía del Ministerio de Cultura del Uruguay, el Premio Internacional Jaime Sabines (México) y el Premio Blas de Otero (España). Su obra poética está integrada, entre otras obras, por «Palabras de la noche» (Caracas, Monte Ávila, 2006). «Poesía y caracol» (Sevilla, 2008), «Partes de todo» (Torrequemada, Madrid, 2012), «Santa Poesía» (Lima, 2012, Montevideo, 2012), «Tiranos temblad» (Ministerio de Relaciones Exteriores, Montevideo, 2010) libro que obtuvo el Premio Extraordinario de Poesía José Lezama Lima (Cuba, 2013). Ha compilado varias antologías. En narrativa, ha dado a conocer «Santo remedio» (Madrid, Lengua de Trapo, 2006), Goma de mascar (Madrid, Lengua de Trapo, 2008) y El ombligo del cielo (Santiago de Chile, 2012). Ha traducido a Emily Dickinson, Sylvia Plath, Raymond Carver, Mario Luzi, Valerio Magrelli, y Alessio Brandolini. También, King John, de William Shakespeare. Parte de su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano, portugués, rumano, uzbeco, bosnio y turco, entre otros idiomas.




Roberto Appratto (Uruguay)

Conversación mirando el mar
Es una conversación distendida,
como quien escribe a mano algo que ya sabía
y le va saliendo sin esfuerzo: en todo caso,
no hay nada que perder.
Lo que decimos queda en el aire,
justo frente al mar de la infancia y detrás
de la escalera que bajábamos en un tiempo
casi inmemorial para llegar aquí.
En ese punto hay varias líneas que se van cruzando:
eso fue cuando, ella siempre fue así, en esa playa,
entonces se decía, yo iba por acá y cruzaba.
Las palabras, literales, en ese registro que podemos leer,
van sobre el paisaje, al sol. El mar está ahí
para que en silencio pasen imágenes pequeñas
sin miedo a perderse: cada tanto
el golpe en las rocas produce un sonido
que es el mismo del relato. Miramos para adelante
y lo que vemos es el pasaje, a su tiempo,
de la arena al agua en distintas tomas que nuestro
modo de hablar, nacido ahí, pone en el mismo plano.
Esa escalera gris oscuro va de una capa geológica a otra,
sin moverse del banco donde estamos: todas las historias
quedan a la altura de este presente, sorprendidas.

Roberto Appratto (Uruguay, 1950). Es poeta, narrador, docente de Literatura y ensayista. Publicó diez libros de poesía, entre ellos «Mirada circunstancial» (1991), «Levemente ondulado» (2005), «Los límites del control» (2018) y «Mi versión de los hechos» (2020). Como narrador, es autor «Como si fuera poco» (2014) y «El origen de todo» (2020), entre otros. Coordina talleres de narrativa y de poesía, de cine y de lectura de textos. Ha traducido Enrique VI de Shakespeare para Penguin Random House y la poesía de Jon Davis para varios medios de prensa especializada.




Tatiana Oroño (Uruguay)

Deshacer una casa

Deshacer una casa no es demoler
                         es ir
con tacto delicado desprendiendo
              a tirones
la piel de la placenta
adherida a nosotras

hasta arrancársela.
              Hacer ese raspaje hacer vacío
abortar
lo que late a tironcitos lo que pulsa con ciega timidez
en páginas cajones
con las palpitaciones fibrilantes de vena exhausta

Deshacer una casa / hacer mudanza
desove malparido siniestra
circunstancia

que no dejará huellas de barrido / no habrá una sola marca
de cepillo.

Tatiana Oroño (Uruguay, 1947). Poeta. Profesora de Literatura. Su obra ha sido incluida en el Programa Oficial de Literatura, 1º Bachillerato (2006). Investigadora Asociada a la Academia Nacional de Letras. Ha publicado trece libros de poesía en Uruguay, Francia, EEUU y Argentina. Publicó ensayos, ejerció crítica de artes visuales y es curadora de arte. Ha obtenido los Premios Bartolomé Hidalgo (2009) y Juan José Morosoli (2009).




Elbio Chitaro (Uruguay)

Luz que habla

Lo doméstico, la luz que habla en lenguas.
Entre el crepúsculo, la mesa familiar y los saltos
de agua por el aire. En el camino
Encuentro la luz. Los haces de ti,
tus sueños subcutáneos,
tu inmanencia.

Vienes con el corazón en alto en alto. Con la música
De otra parte en tu cabeza. Esa garza cabeza
abierta al mar de la tranquilidad.
Con el amor temblando, con luz
pierdes calor en la caricia,
pierdes sentido.

Luz vaya al trote contigo,
No vuelvas. No erres,
tú, escalón.

Elbio Chitaro (Uruguay, 1961). Reside en Mercedes, Soriano. Dos veces 1er. Premio Nacional de Literatura, 2010 y 2013 por «Versión de Medea» e «Idealidad de cántaro», respectivamente. Dos veces 2do. Premio Nacional de Literatura, 2018 y 2021 por «Aguantaraz» y «Preferiría no decirlo». Entre sus publicaciones: «Otra piedra, otro corazón» (2022), «Extracción de la piedra de la locura según el Método Moskalenko» (2021), «La impureza» (2013); «Palabras rotas» (2010); «Versión de Medea» (2008) y «La tristeza de la madre del caballo» (2002).


Juan Suárez Proaño (Quito, 1993). Poeta, editor. Máster en Teoría Literaria por la Universidad de Salamanca. Ha publicado 5 poemarios. Su libro «Las cosas negadas» obtuvo el Premio Nacional de Poesía Paralelo Cero 2021. Es editor en «El Ángel Editor» (Quito) y en la revista «Esteros».

Escrito por

Carolina Zamudio. Curuzú Cuatiá, Argentina, 1973. Poeta, narradora y periodista. Directora de la Fundación Cultural Esteros. Publicó los poemarios "Seguir al viento" (Argentina), "La oscuridad de lo que brilla", edición bilingüe (Estados Unidos), la antología "Doble fondo XII", junto a Víctor López Rache (Colombia), con el título "Rituales del azar", y las plaquettes "Teoría sobre la belleza y otros poemas" (Argentina) y "Las certezas son del sol", (Argentina). Periodista y Magíster en Comunicación Institucional y Asuntos Públicos. Fue incluida en antologías de Argentina, Colombia, España, Estados Unidos e Italia. Ganó el Premio Universitarios Siglo XXI del diario La Nación. Condujo el ciclo radial “Los libros no muerden”. Trabajó por más de quince años en la Argentina como periodista gráfica y radial. Residió en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos; Ginebra, Suiza, y Barranquilla, Colombia, donde vive en la actualidad.

Un comentario sobre “III Encuentro Esteros 2022, una memoria poética.

Los comentarios están cerrados.